ANIMALES EXTINGUIDOS

EL OSO IBERICO


Muchos se han preguntado si alguna vez existieron Osos en nuestras sierras.

En un libro sobre el  estudio sobre el oso pardo de las Montañas Galaico-Leonesas, hay un capítulo referido a la distribución del oso en España y Europa meridional hasta aproximadamente 1830.

Se da cuenta de existencia de osos en el Sistema Central (sector sierra del Guadarrama-sierra Norte de Madrid) hasta principios del siglo XIX. Presencia de osos, efectivamente, en los Montes de Toledo durante el siglo XVII y estancia del plantígrado en las sierras andaluzas de Cazorla y Segura hasta mediados del siglo XIX. Igualmente, se cita la especie en la sierra de Albarracín por la misma época. Se señala también la existencia de osos en la sierra de Gata (Salamanca, Cáceres y zonas limítrofes de Portugal) hasta aproximadamente 1890...

VALLVERDU (1948) menciona dos cartas de Alfonso V, de los años 1417 y 1418, en las quepretende la conservación del oso (en su propio beneficio) en zonas del Prepirineo y Pirineo Catalán (Puigcerdá,Baridá, Berga y Bergedá) y Prepirineo Oscense (Valle de Nocito). NOTARIO (1970) refiere cómo Enrique IV de Castilla cazó osos en la provincia de Jaén (Bailény Andújar) en 1460.
Con posterioridad al Libro de la Montería se ha podido reconstruir la situación del oso pardo en la mitad meridionalde la Península Ibérica. La información más extensadisponible es la que procede de la relación de pueblos ordenada por el Rey Felipe II, entre 1574 y 1578, de la que sólo se conserva una pequeña porción del reino. Para su cartografiado se ha utilizado la relación publicada por ORTEGA (1918), que describe pueblos de lasactuales Comunidades Autónomas de Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia y parte de Andalucía(Jaén). De un total de 714 relaciones, se encuentran menciones de oso en las descripciones de 35 pueblos, que se pueden agrupar en diversos núcleos no fácilmente delimitables.
 (Datos ofrecidos por el Ministerio de Medio Ambiente).

http://www.magrama.gob.es/es/biodiversidad/temas/conservacion-de-especies-amenazadas/090471228015efbe_tcm7-21141.pdf

Otras fuentes aseguran que este ejemplar se extinguió entre los siglos XVI y XVII, pero fuera cual fuera la época en la que se extinguieron, ha quedado pantente que SI EXISTIERON.

Os recomiendo visitar el Blog de PABLO FONT, cuyo estudio sobre Cazorla es simplemente impresionante, aquí os dejo el enlace:

 http://pablofont.blogspot.com.es/2012/05/cazorla-y-segurala-sierra-de-los-huidos.html


El oso pardo no tiene más enemigo que el ser humano, y en las acciones de éste encontramos las razones del peligro de extinción que lo amenaza. El hombre de montaña siempre consideró al oso como a un competidor peligroso y fiero en un entorno hostil, opinión injustificada según los expertos, quienes afirman que se trata más bien de un miedo atávico, ancestral, rodeado de leyenda y mito, poco justificable a estas alturas, aparte de servir como excusa para exterminar a un animal con el que se compite por el control del territorio.

Los intereses cinegéticos, turísticos, forestales y ganaderos tienen mucho que ver con el sambenito de "bestia carnicera", destructora de rebaños y cultivos, que se aplica al oso. Sin embargo, según los científicos, la presencia del oso en la montaña es síntoma de buena conservación del ecosistema, ya que se trata de un animal muy exigente ecológicamente hablando. Además, en la actualidad, todos los programas de reintroducción del oso tienen en cuenta el pago de indemnizaciones por destrozos causados ocasionalmente por los osos en cultivos o rebaños.

El oso es incapaz de causar una catástrofe como la extinción de la especie humana. El hombre es la causa principal de la desaparición de miles de especies vegetales y animales, y de su propio habitat natural, incluida la capa de ozono que nos protege de las radiaciones solares ¿Quién es peligroso? El oso, animal tímido, acostumbra a vivir en zonas de montaña muy elevadas y es muy difícil observarlo, siquiera por excursionistas experimentados. El ser humano ha llegado a esas zonas altas con sus actividades económicas y no ha respetado nada. Cuanto más evoluciona la tecnología y más aumenta la demografía humana, más especies están en el blanco de los cazadores y más se deterioran los ecosistemas


1 comentario:

  1. No dice ni un animal,solo el oso pardo que mierda es esta????😒😒😒😠😠😠

    ResponderEliminar